Comunicación y Centro político

Una traducción simple de “Centro político” sería decir que es lo que está entre Izquierda y Derecha. Podríamos suponer que un más perfecto “centro” también estaría entre Arriba y Abajo.

El problema del que casi nadie habla es que el significado simple – “lo que está entre Izquierda y Derecha” – es esencialmente relativo. En términos deportivos podría decirse que un Centro de este tipo nunca depende de sí mismo para triunfar. Su posición, siempre relativa y posicional, se la señalan por principio los que están a sus costados.

Y me temo que cuando se habla del “lenguaje políticamente correcto” en realidad se está diciendo sin decir que hay una “dictadura” para escribir, dar discurso, opinar y pensar. Hay una apariencia de libertad, pero la elección de términos y tendencias de lenguaje están dictadas pero esa tensión para “centrar” cuál debe ser el modo correcto de expresar lo que ocurre, cuáles los intereses generales a defender sin discusión y cuáles las “verdades” a difundir incluso a expensas de la realidad.

¿Centro o dirección única obligatoria?

¿Centro o dirección única obligatoria?

El Centro político tiene el atractivo – real o fingido – de ser moderado (centrado) y alejado de posturas extremistas.

A efectos de Comunicación esto tiene unos efectos contundentes. Quienes poseen las herramientas y la habilidad para presentar “constructos” e ideas fuerza arrastran tras de sí a periodistas con prisas, escritores necesitados de columna, intelectuales perezosos, famosos con excesiva falta criterio y políticos con excesiva ambición de poder. Les indican qué es lo extremoso para condicionar su estabilidad.

No es necesario decir dónde están esos periodistas, donde publican esos escritores, de dónde se ausentan esos intelectuales, qué tertulias frecuentan esos famosos y qué cargos ocupan esos políticos.

Traidores de los principios se ubican en todos los ámbitos: también en los sedicentes partidos de centro reformista.

La Educación es derecho de los padres

La Educación es derecho de los padres

Porque lo cierto constatable es que son más sagaces los hijos de las tinieblas que los hijos de la luz. Occidente entero, no sólo España, por su consumo de comunicación intoxicada está pagando el desplazamiento del Centro hacia conceptos que ayer le parecían contrarios a la dignidad de las personas. Una vez tragado el concepto y asimilado por el Centro, la masa social lo consume como si fuera alimento original y sin efectos secundarios: tal está sucediendo en campañas informativas y políticas contra los derechos de los padres en materia de Educación, por ejemplo en la Comunidad de Madrid.

Walking Dead es una ficción de cuerpos muertos-vivientes. Occidente Dead es una realidad de espíritus intoxicados que aparentan vida.

Walking Dead hacia un nuevo orden mundial

Walking Dead hacia un nuevo orden mundial

¿Se puede hacer algo? Se debe hacer algo.

  • Trabajar escribiendo artículos y libros; hablando, haciendo guiones de series y películas que “recentren” a la sociedad: al pan, pan y al vino, vino.
  • Investigar y publicar con chispa y sin miedo a la verdad, renunciando cuando es preciso a premios que ahúmen lo que las cosas son, en temas como Creación, biología, vida, matrimonio, familia, tecnología al servicio del Hombre y, sobre todo
  • Aspirar a que lenguaje, creatividad, educación, formas sociales, asociaciones y partidos políticos también busquen su lugar en un eje inconmovible, el de los principios, el eje Arriba-Abajo.

 

Idea fuerza: un Centro sensato comunica desde un eje de principios que le estructuran, independientemente de los demás.

 

Música que escucho: I Belong To You, Eros Ramazzotti & Anastasia (1998)

 

José Ángel Domínguez Calatayud

Etiquetas: , , , , .

Comunicación y política de un mes de junio

Ser Jorah Mormont: The common people pray for rain, health, and a summer that never ends. They don’t care what games the high lords play.

Daenerys Targaryen: What do you pray for, Ser Jorah?

Ser Jorah Mormont: Home

(Del guión televisivo de Juego de Tronos, Temporada 1, Capítulo 4 “Tullidos, bastardos y cosas rotas”).

Ser Jorah Mormont, Juego de Tronos

Ser Jorah Mormont, Juego de Tronos

Es de un libro que le gusta y regala uno de los contendientes en las próximas elecciones generales; la frase de Jorah Mormont, personaje de la narración, podría traducirse “la gente ordinaria reza por la lluvia, la salud y un interminable verano. No les importa si lo altos señores juegan su juego de tronos, mientras les dejen en paz”.

Y me hace pensar en los españoles con derecho a voto.

Sí, de acuerdo, es ficción. Pero ficción y realidad viven como vasos comunicantes en política. Hay un modo de hacer comunicación que sabe aprovechar esas propiedad. No sólo con la cínica idea de que “si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”, como leemos en el 6º de los 11 principios de la propaganda nazi de Joseph Goebbles, sino con el arte de contar la realidad tomando prestadas las alas de la creatividad, la fantasía y la imaginación.

Son pocos los que hacen un relato atrayente. Prácticamente ninguno, y menos trascedente. Incluso los hay que huyen de todo relato, en una repetición aburrida de datos sin vida o en un manoseo tedioso de consignas vacuas, quizás inspiradas por sus gabinetes de comunicación y jefes de campaña.

En esta segunda ocasión electoral en menos de un año falta una comunicación capaz de:

  • Explicar algo que sirva para unir a los electores en un proyecto compartible.
  • Renunciar al mensaje simple y negativo del odio, el revanchismo, el desprecio y el miedo al adversario.
  • Transmitir, hasta compartir, la convicción de que la limpieza y la virtud sí están en la agenda.
  • Levantar a casi todos: que nadie quite el hombro, porque España sea cosa propia.
Lobos en un "percé attack"

Lobos en un “percé attack”

Aparentemente ese líder lector de Juego de Tronos y su equipo han construido la más eficiente tarea, la estrategia de comunicación más incisiva – un proyecto percé, perforador como punta de lanza – capaz de abrir una brecha por la que sangrar votos al partido que se los disputa en el mismo segmento de electores. Al autoproclamarse “socialdemócrata” la candidatura de Unidos Podemos estableció claramente su propósito.

¡Ojo!: es un propósito sólo comunicativo, nunca político. A mi “izquierda el abismo” proclamaba en 1980 un Alfonso Guerra, como eslogan para señalar la hegemonía frente al comunismo. Ahora el temor es desde la otra vertiente, y a Pedro Sánchez, a quien le cuesta decir “a mi derecha la derecha”, le ha surgido un hablador hábil  que le disputa el espacio.

Sólo con herramientas de comunicación – sonrisa, discurso blando, la Sexta, Twitter – Pablo Iglesias, sin decoro, sin despeinar su bolivarismo y con un acallado partido comunista de copiloto, le enciende el intermitente, para adelantarle… por la derecha. No es de extrañar la irritación de conspicuos miembros del genuino socialismo, ni la desorientación nerviosa de los responsable de campaña de Pedro Sánchez.

Tuitear y leer, pensar, compartir

Tuitear y leer, pensar, compartir

El líder socialista experimenta en sus carnes políticas una rotunda verdad comunicativa: es difícil comunicar lo obvio. Y en este caso, más difícil sabiendo, como decimos más arriba, que la palabra socialdemocracia ha sido manipulada para ocultar bajo su lana blanca las crueles entrañas del enfrentamiento entre clases, las indignas medidas de la Venezuela hambrienta, y los propósitos políticos de acabar con la disidencia y las libertades, entre ellas la de información. Sí, claro, también las de esa emisora de televisión y su cadena matriz.

¿Y la clase media? Embebida en horas de programas de televisión, en risitas con emoticonos de Whatsapp o en detritus de ciento cuarenta caracteres a la clase media le cuesta pensar que existe un bien común que le corresponde gestionar, en poco, en mediano, en mucho. O en todo.

Es un esfuerzo que ningún líder alivia con una idea cohesionada de España y un mensaje unificador.

No hay qué, porque no se comunica un para qué. Y más de uno votará a Mariano Rajoy con la nariz tapada. Y más de una a Alberto Rivera, porque éste ya ha dejado un solo mensaje claro, que él no es Rajoy.

La comunicación de los partidos que la cortejan no hace mucha mella, bien porque la confianza no es algo que se exige sino que se inspira, bien porque no hay mensaje al que no le siga uno opuesto del mismo emisor. El elefante sestea al sol de Serrano.

Elefante en calle Serrano (Madrid, España)

Elefante en calle Serrano (Madrid, España)

Ya no hay tiempo. Ya sólo queda volver a ser pragmático e idealista a la vez como cuando Henry Kissinger señalaba: “bienaventuradas las personas cuyos líderes son capaces de mirar sin pestañear a los ojos del destino, sin pretender jugar a ser Dios”.

Qué Él nos coja confesados.

Idea fuente: La política tiene un relato para el bien común, que se escribe con el voto, con la tinta de liderazgos nobles, posibles y ambiciosos.

Música que escucho: When I’m Gone Simple Plan (2008).

José Ángel Domínguez Calatayud

Etiquetas: , , , , .

Comentarios desactivados en Comunicación y política de un mes de junio

Dios mío, qué solos se quedan los vivos

Et nous ferons de chaque jour
Toute une éternité d’amour
Que nous vivrons à en mourir
Le métèque, Georges Moustaki

 

 

Se nos van muriendo. La lista se alarga, y ya es una sombra que vemos prolongarse delante de nosotros cuando el farol queda a la espalda de nuestros pasos:

En 2015 se fueron B.B. King (14 de mayo) que nos cantaba Sweet Little Angel; Demis Roussos (25 de enero), con su Rain and Tears que cantaba con Aphrodite’s Child y quema aún en mis recuerdos; y Ben E. King (30 de abril) insistiendo Stand By Me.

Demis Roussos

Demis Roussos

Y este año la vida sigue igual, llena de muertes que reviven recuerdos: David Bowie se fue el 10 de enero; Juan Carlos Godoy, cantante de tango argentinos, el 12 de febrero; Prince, el 21 de abril.

Y esta tarde, me llega la noticia del fallecimiento de Georges Moustaki. Cosas de las redes, en este caso de Facebook. Resulta que el cantante, nacido en Alejandría (Egipto) murió hace tres años en Niza, concretamente el 23 de mayo de 2013, pero un buen amigo lo publica hoy. Y tiene razón: hay grandes personas que no nos imaginamos muertas.

Digo cosas de las redes, pero quiero decir también, fallos de una memoria, la mía por ejemplo, saturada de noticias que se pisan y de emociones que prenden incendios unas en otras. Cuando he leído en mi muro la desaparición del cantante me asaltaban recuerdos universitarios al son del Ma Solitude o de Ma liberté.

Georges Moustaki

Georges Moustaki

La vida de los muertos perdura en la memoria de los vivos” escribió Marco Tulio Cicerón. Y la memoria – sé que esto es obvio – muere menos cuando los hechos son agujas cosiendo el hilo de la realidad en el bordado de una fuerte emoción. La mujeres no olvidan, u olvidan menos, porque grapan con una fuerte emoción lo que no debe ser olvidado.

Y así me encontraba hoy con la noticia – renoticia – de la muerte de Moustaki. Me habré olvidado de la fecha, pero tengo presente el Campus en otoño. No podré asir el día que él nos dejó, pero sí retener su voz sonando en aquella boîte de nuit de bailes atardecidos (no era el Guacamayo, era otra). Amarillean las fundas de los metacrilatos pero nunca murieron las estrofas de Le métèque: “Avec ma gueule de métèque,/de juif errant, de pâtre grec”.

Este cantor de careto de extranjero, de judío errante, de pastor griego me acompañó con su música por las aulas y los pasillos, por los viajes en autostop a casa, entre los bosque casi azul marino de tan oscuro que era su verdor, y por las aventuras de amistad.

Melanie ("Beautiful people", 1971)

Melanie (“Beautiful people”, 1971)

Y junto a él han seguido conmigo Richard Anthony (Ce Monde), Simon & Garfunkel (The sound Of Silence), Bee Gees (I’ive Gotta Get a Message To You)… Y tantos otros y tantas otras (Melanie, Francoise Hardy) que sonaron en mis oídos cuando que sonara algo era vital para saberse uno mismo viviendo con alguien. Sí, ahora puede doler, pero era vivir sintiendo que se vivía por alguien.

Bienvenidos, pues, mi cantantes de siempre, que cerca estáis, pues sólo están lejos las cosas que no se saben mirar. Y sin vosotros, Dios mío, qué solos se quedan los vivos.

Idea fuente: La música como vehículo de comunicación imperecedera.

Música que escucho: Ma Solitude, Georges Moustaki (1969).

José Ángel Domínguez Calatayud

Etiquetas: , , , , , .

Comentarios desactivados en Dios mío, qué solos se quedan los vivos

La imagen se expande e influye: Youtubers

If I could save time in a bottle
The first thing that I’d like to do
Is to save every day till eternity passes away
Just to spend them with you
Time in a bottle, Jim Croce

 

 

“¿Qué tendrá el vídeo que tiene tantos pretendientes?” se preguntaban de modo retórico en un artículo de Portaltic (Europa Press 04/05/2016) titulado “Cómo Snapchat puede noquear a Facebook”.

Simultáneamente, otro artículo – The Guardian 06/05/2016 – titula “Inside the bootcamps where YouTube grows it next generation of stars” para darnos extensa información sobre la sexta edición de Next Up, el encuentro anual de vloggers, creadores y sustentadores de sus propios canales de vídeo, que muestran sus habilidades en campos muy diversos: de la cocina al arte; de la guitarra al estilismo, de la filosofía al veganismo.

La reunión en Londres, en un bootcamp, de lo dieciséis finalistas deslumbra por la juventud de estos talentos, por su atrevimiento y por las cifras de visionados y suscriptores que cosechan.

!6 finalistas del Next Up de YouTube

!6 finalistas del Next Up de YouTube

Olly Lennard, descubrió una necesidad, la de jóvenes como él que querían saber filosofía pero que no podían hacer frente a las tasas universitarias. Colgó el título y se puso a enseñar teoría filosófica en vídeos de entre 5 y 10 minutos: ya tiene editados 167 vídeos que son seguidos por cerca de 68.000 suscriptores. Su vídeo sobre el estoicismo ha sido visto 22.958 veces.

Y Olly es sólo uno de los 16 finalistas de este concurso de video-talentos seleccionados de entre otros 360 provenientes de Los Ángeles, Londres, Sao Paulo, Berlín, Toronto o Bombay.

El mago callejero Steven Bridges tiene cerca de 50.000 suscriptores y sus vídeos son visionados miles de veces por este sistema. Su creación “Don’t tell the bank” se hizo popular sin acudir a la BBC, sólo con su propio canal de Youtube:

O tenemos el caso de Cameron Sanderson cuya madre grababa con una cámara sus interpretaciones de canciones a la guitarra y el subía después a YouTube. Why not? se preguntaba Cameron, que ahora tiene 28.000 suscriptores y cuya canción “Sleepwalker”, grabada en plena calle en Harlow Town en 2014, fue visionada 1.209.998 veces.

Son unos botones de muestra de una actividad comunicativa que está desplazando a otros modos o medios. Estos youtubers del Next Up están empezando y muchos de ellos tienen como meta llegar a los 100.000 suscriptores, lo que incrementará su notoriedad y sus ingresos. Como dice Sara Mormino, directora de Operaciones Globales de Contenido de YouTube, “se trata de ese momento donde la gente está empezando a llevar esto un poco más en serio. Tienen que comprometerse con la plataforma, tienen la posibilidad de subir regularmente, y han de engancharse con su público”.

Evidentemente, estos jovencísimos productores están lejos del líder de los youtubers, Felix Kjellberg, que bajo su seudónimo PewDiePie tiene casi 35 millones de suscriptores, sobre todo del sector de videojuegos, e ingresos de unos 8 millones de libras. En España, ElrubiusOMG, Rubén Doblas Gundersen, hijo de español y noruega, experto en artes gráficas supera los 10 millones de suscriptores.

Para mucha gente joven con capacidad de comunicación y contenido que comunicar dejo la frase de una de las finalistas del Next Up de este año, Carly Holds: “es un sueño descomunal, pero has de soñar a lo grande, ¿verdad que sí?”.

 

Idea fuente: La Cultura Visual eclosiona en creaciones vivas e inmediatas.

Música que escucho: Time in a bottle, Jim Croce (1972).

José Ángel Domínguez Calatayud

Etiquetas: , , , , , , , , , .

Comentarios desactivados en La imagen se expande e influye: Youtubers

La sublimación de lo despreciable

No es nuevo. Antes que Vetements y la camiseta de DHL; antes que Maurizio Gattelan y su inodoro de oro macizo destinado a exponerse en el Guggenheim de Manhattan; y antes de que otras dimensiones artísticas propongan como excelsos despojos de lo vulgar ya tuvieron lugar performances de parecido propósito.

Recordamos al genio Salvador Dalí diseñando el “teléfono-langosta” y desorbitando del arte cualquier satélite a su alcance – “el surrealismo soy yo”, declararía en la cumbre de lo surrealista.

Presentación Vetements en París

Presentación Vetements en París

Lo de Vetements, haciendo transitar por la pasarela de Paris a un modelo con pantalón negro brillante, una camisa abierta, también negra, bajo la cual se ve con claridad la camiseta amarilla de los empleados de DHL, ha suscitado el interés y la reflexión de los expertos.

Mi propia experta ha sentenciado: “eso es una mamarrachada”.

Sin embargo, es posible que tal exhibición sea sólo la parte visible de algo invisible, la manifestación de una postura ante el mundo que aquí no se expresa con palabras, sino con esa herramienta de la cultura visual que se llama Moda.

El propio The Guardian del que tomo la noticia titula ¿Fraude o la subversión? Como una camiseta de DHL se ha convertido en lo que se debe llevar este año”.

De hecho, como dice el digital, desde se pusieron a la venta a mediados de enero en tiendas “top” al precio de 235 euros no cesan los pedidos de esa camiseta, cuyo original en la página oficial de DHL puede adquirirse por 6,50 dólares (5,75 euros).

“¿Qué significaba todo esto? ¿Era una subversión brillante o una estafa descarada? ¿Una apostilla sobre el capitalismo global o una conspiración de la Alta Costura?” se pregunta en su artículo Lauren Cochrane.

Para Aleksandra Szymanska, analista de tendencias en Future Laboratory “están hackeando el sistema de la moda, y son [suficientmente] creíbles para hacer estas declaraciones del kitsch capitalista.”

Es como una risotada en la cara de los clientes de los 90’ y sus ostentaciones de logos LV y CH de Louis Vuitton y Carolina Herrera, respectivamente. “No hay una definición diferente  de lujo ahora – insiste Szymanska -, se trata de una declaración visual para llamar la atención”.

La autora del artículo recuerda que en casos como estos “el entorno es todo” y añade cómo hay ejemplo del siglo XX donde se entroniza objetos vulgares como las Cajas de Brillo de Wharhol (1964) o “Fontaine”- en realidad un mingitorio – de Duchamp (1917) presentado en una galería de arte de Nueva York.

Si en estética el contexto lo fuese todo, no cabe negar el éxito de Maurizio Gattelan y su Solid-gold toilet. Sí: el Guggenheim de Manhattan es una caja de resonancia sobre las cosas que hay que admirar. Si está en Guggenheim es “it”, y por ello le dedica un extenso artículo Randy Kennedy en The New York Times, porque es lo que “tiene hoy un significado”.

Solid-gold Toilet de Maurizio Cattelan

Solid-gold Toilet de Maurizio Cattelan

O no, y entonces hay que volver a preguntarse sobre las raíces de la belleza, dado que sublime es aquello que merece admiración por sí mismo, independientemente de los contextos, las tendencias, los analistas y los críticos.

Existe, claro, el riesgo de exponerse a lo que una señora comentaba en un programa de Carlos Herrera a propósito de la muestras de arte contemporáneo ARCO. Decía la radioyente que se hallaba ella delante de una obra; una persona se detuvo también y se expresó en tono laudatorio hacia la obra expuesta: “¡qué cara; qué gesto!”, y un señor que estaba al lado asintió: “yo me preguntaba los mismo: “¿qué-carajo-es-esto?”.

Idea fuente: la belleza desde lo vulgar, dónde hallarla. 

Música que escucho: Purple rain, Prince (2017 en directo). In memoriam del cantante pop, fallecido este jueves a la edad de 57 años.

José Ángel Domínguez Calatayud

Comentarios desactivados en La sublimación de lo despreciable