Imagen vs texto en publicidad

Las autoridades españolas van a modificar el medio de alertar a fumadores sobre los peligros de su adicción que figuraba, hasta ahora, en las cajetillas de cigarros. A partir del 26 junio, igual que en otros 19 países prohibicionistas moderados, empezaremos a ver a nuestros amigos fumadores con cajetillas en las que las imágenes pretenden horrorizarles sobre los estragos que les provoca meterse en el cuerpo por aspiración nicotina, alquitrán, cianuro, benceno, radón, monóxido de carbono, cadmio, metano, arsénico y, por lo que dicen, hasta 40 productos cancerígenos.

Hasta ahora esa misión de comunicación aterradora  – el temor, dice el clásico, precede al amor – estaba confiada al slogan. Frases como “fumar puede matar“, “fumar produce cáncer“, “fumar perjudica la salud de los que te rodean” impresa  en la cajetilla fueron obligatorias. La única concesión al diseño y la  imaginación  fue meter el texto dentro de un recuadro que evocaba las esquelas mortuorias.

Con este paso hacia  la imagen gráfica – como la de la foto que acompaña esta entrada – viene a reconocerse por vía de hecho, que lo de sólo letra no ha funcionado.

Se alzan voces – Club de Fumadores por la Tolerancia – que anuncian un efecto nulo de estas imágenes sobre el consumo de tabaco.

Una campaña de sensibilización, para ser efectiva debe, en cualquier caso,  venir precedida y caminar acompañada de la coherencia de quien la impulsa. Desde el punto de vista comunicativo es tan tragicómico como inefectivo un torero luciendo una pancarta anti taurina mientas lidia un Victorino, cómo un gobierno que defienda la vida del fumador pasivo, mientras mantiene fábricas de tabaco, se lucra del impuesto especial sobre el tabaco o, más profundamente, fomenta activamente la muerte de seres inocentes y protege el negocio abortador. ¿Texto o Imagen? Texto, Imagen y congruencia Ética.

Etiquetas: , .

Los comentarios están cerrados.