Reducción de Palabra, Espuma de Marketing

El menú de las presentaciones públicas – escritas u orales, de cuerpo presentes o virtuales – ofrece cada día más semejanza  con la nouvelle cuisine y sus tres palabras mágicas: lecho, espuma y reducción.

Los discursos de hoy se acuestan sobre lecho de lugares comunes y la omnipresente hoja de cientifismo económico. El aroma de las cifras – a ser posible redondas y vulgares como un donut – ha de impactar la audiencia desde la primera diapositiva o proyección. Lo pide la nariz postmoderna y la crisis se lo sirve en bandeja de plata devaluada.

Una vez cocido ese fundamento, todo plato de presentación pública quiere imponerse desde el escenario hecho espuma: capa de líquido globular encapsulando gas. En algunos casos gas tóxico. En la mayoría aire revestido de algo. La razón es simple: la ausencia de formación de algún conferenciante, político en al atril o speaker, le obliga a espumar su falta de ideas de fuste en una apariencia de volumen que pase suave por el corte prefrontal del cerebro de un auditorio confortable. D. Álvaro D’ors era un profesor con una preparación excepcional y un libro intrincado para el alumno de diecisiete años. Sus clases magistrales eran sublimes, pero su libro una tortura. “Sólo lo que nos cuesta aprender puede echar raíces y no olvidarse…” decía.

Por último: la reducción. No puede darse el chuletón como es. La presentación debe pasar un proceso de jibarizacion para que los ojos no se atraganten. Para esto, nada como las nuevas tecnologías. Hoy estas reducciones tienen dos ejemplos muy interesantes.

Los “Pecha Kucha” 20x20x1: What is it? Pecha Kucha 20×20 is a simple presentation format where you show 20 images, each for 20 seconds. The images forward automatically and you talk along to the images. La página www.pecha-kucha.org ofrece a esta hora 1.624 presentaciones breves, reducidas en las que una vez aprendido el discurso sólo queda exponerlo mientras las imágenes pasan solas. Las performances de Pecha Kucha, en las que se reúnen personas interesadas a lo ancho del mundo, están teniendo un éxito notable en muchas ciudades.

El segundo es Prezi,  una técnica de dinamización de imágenes que lleva unos años pegando fuerte, por la facilidad que ofrece al auditorio y al ponente para compartir el propio ambiente,  y sentir ese desplazamiento por la pantalla y los objetos que en ella se vierten.

Así que saborearemos cada vez más en los “meeting”, aunque no los llamen así, cosas como  Reducción de Palabra de Venta Electrónica sobre Lecho de trozos de Largometraje,  a la espuma de Marketing  canadiense (sírvase frío).

La tendencia a una Cultura Visual no me hace olvidar que les invito a una presentación sabrosa como unos huevos fritos con chorizo, es decir, que todos salgamos con algo disfrutado y de provecho, materia cierta de toda la vida, ¡oye! Rico, rico y con fundamento.

 

 

 

 

José Ángel Domínguez Calatayud

Etiquetas: , , , .

Los comentarios están cerrados.