Hope, Cash & Jobs

En Facebook, en Twitter y en las redes circulaba ayer, yo  lo vi en el muro de Miguel, el affiche que figura junto a estas líneas.

La caja de herramientas de la creatividad sorprende siempre cuando se abre con las claves de la imaginación. Sorprende por la velocidad y la fuerza para conectar figuras aparentemente sin nada en común, pero unidas, esta vez por el nombre, componiendo una nueva figura evocadora.

Las puntas del humor saben, en este caso, clavarse en la madera de la sugestión para armar una simpática evocación de dimensiones entrañables y formas pasajeras como las construcciones de una portada de Feria de Sevilla o como una performance atmosférica de globos aerostáticos.

Tienen, estos gags de la comunidad virtual, alma de impacto visual, como una escultura de aire arrancada del verbo, como esos nicks o “estados” de jóvenes quinceañeras de Tuenti o msn (“Si entiendes lo que te digo no has aprendido nada”, “en la debilidad resplandece la fuerza”, “una amistad no tiene dueño, solo momentos memorables”), que querrían en una frase encerrar un mundo.

Al contemplar estas escenas me parece estar disfrutando de una pieza de singular belleza, no sólo por “lo que dicen”, sino por “desde dónde lo dicen”. Durante años, fue objeto de interés y sigue siendo, oponer al pensamiento lineal un pensamiento lateral (lateral thinking), que penetra con su agudeza una determinada realidad y acelera e intensifica su comprensión.

¿Y si aquí cupiera también una tercera dimensión? Se trataría de un “vertical thinking”, un pensamiento vertical que busca la belleza, la verdad y el original bien, precisamente desde arriba, desde la fuente misma de la  Creación. Es posible entonces hablar de “mega trend”.

Algunos críticos han creído ver este intento de Cultura Visual en películas como la reciente “El árbol de la vida” (Terrence Malick , 2011) o “Encontrarás Dragones” (Roland Joffe 2010). Ambas miran el interior del Hombre desde la altura infinita de la mesa de dibujo del inicial Designio. Acaso pueda seguirse el rastro de esta particular “vertical viewhasta la pintura de Dalí (“Cristo de San Juan de la Cruz”, inspirado en un dibujo de este santo) o, muchos más allá, hasta la misma idea de las Pirámides, desde cuyo alto vértice sí es posible abarcar una más completa realidad de la propia figura: ningún otro punto nos dará más información.

No es sólo perspectiva: es fuerza de comunicación para convocar y unir realidades distintas, incluso opuestas. El autor del cartel conecta, en un golpe agridulce de aguijón humorístico, a personas inconexas como Bob Hope, Johnny Cash o Steve Jobs para que miremos la postración social de 2011 y, acaso, nos despertemos.

José Ángel Domínguez Calatayud

Etiquetas: , , , .

Los comentarios están cerrados.