Adiós a mis mil litros de vaca

Sí, lo sé. La culpa es mía. La culpa es sólo mía por no desconectar de internet ni debajo del agua, ni debajo de la cama, ni dentro del AVE en el que escribo esto – ¡Oh sarcasmo!- dirigiéndome al Congreso CreoEnInternet, donde con un mogollón de colegas blogeros e internautas e intertodos vamos a reflexionar sobre las maravillas de la Red.

¡Qué ironía! Justo el día siguiente de que –por culpa de Internet y de la enfermedad profesional de hurgar en la prensa digital de medio mundo – me entero a golpe de titular de que si ceno hoy filete de ternera es que no tengo conciencia.

¿Que cuál es el titular que me deja sin cena? Juzguen ustedes el efecto de éste, publicado las 17:59 por Europa Press. “Cada filete de ternera provoca un gasto de 1000 litros de agua, según el presidente de la Real Academia de Ingenieria”.

Si me como un filete… ¡con los que llevo comidos! Y ¡las chuletas! Pues, por mi culpa, por culpa de todos los de Bilbao y los del resto del mundo que comen vaca el mundo está a punto de la sequia, a punto de agotar los recursos hídricos. ¿Quién tiene estómago para cenar hoy algo más allá que un Activia o un Colacao? Porque la severa advertencia no viene de un pelagatos o soplagaitas ecologista  sin estudios. No: viene del mismísimo presidente de una academia real de la ingeniería, o sea el más ingeniero que llega a afirmar que: “La dieta alimenticia de un europeo encubre un gasto diario por persona de 2.000 a 5.000 litros de agua”. Dan ganas de no ser europeo.

Termino con la tristeza en el estómago de quien sabe que sus días de filete con patatas muy fritas y pimientos de Padrón han terminado. Termino con mi ánimo vasco de toda la vida oye a media asta. Termino dejándoles un tenebroso párrafo recortado de tan sabia noticia. Dice así: (el citado ingeniero) “ha deseado que “en el futuro” cada alimento incluya su huella hídrica (sic) para que, por ejemplo, una familia que pida en el restaurante una parrillada de carne, el camarero les sirva una etiqueta adjunta en la que figura, en letras grandes la huella hídrica (sic). “Es ficción, pero en un futuro podría ser así”, ha manifestado”. ¡Será canalla!

Digo que, a lo mejor, además de jorobar a las familias y a su esparcimiento dietético ¿no podrían este ingeniero y todos , en vez de colocarnos en el plato la sucia “huella hídrica” buscar, investigar cómo solucionar los problemas, sin generar otros nuevos y, desde luego,sin aterrorizar a las familias dejándolas sin merienda?

Que quede claro, por favor: el agua no se acaba por comer carne. El recurso que cada vez es más escaso es el sentido común. Frente a los espíritus encogidos levantemos el principio de la abundancia para ayudar a todos.

José Ángel Domínguez Calatayud

Etiquetas: , , , , .

4 respuestas a Adiós a mis mil litros de vaca

  1. Cornelio Vela dijo:

    ´la ternera de´Avila computa?

  2. José Ángel dijo:

    Tengo entendido que la huella hídrica de la ternera de Ávila es tan profunda como un pozo y tan ancha como un portal. Sería por tanto rechazada como peligro para la humanidad por nuestro ínclito ingeniero real.

  3. Pingback: Libro de Aclamaciones: El Padre | José Ángel Domínguez Calatayud

  4. luis estevez dijo:

    Que investigaciones……., con un poco de criterio, es fácil deducir que el agua se hizo para beber y usar ahora, el futuro estará dispuesto por lo que venga. La evolución del hombre es algo que esta escrito, vivir el momento, estamos aquí y listo.

    En el futuro el ser humano se adaptará como lo ha venido haciendo desde hace 2013 años.
    ¡Para qué desesperarse?

    Claro que los activistas , ecologistas, gaycistas, lesbicistas necesitan estar presentes en la noticia del día, por eso que alarman a la gente, además, son adivinos, predicen el futuro?

    Según ellos el mundo ya se ha terminado unas veinte veces, cada vez que necesitan plata, sacan la noticia de que el mundo se terminará. Y la vida sigue igual……

    Hace doscientos años no había coches la cosa era a lomo de animal, ahora el hombre puede volar en aparatos. hace 100 años no había Internet, había que caminar y buscar libros,

    TODO ES CUESTIÓN DE COSTUMBRE, PREGUNTEN A LOS PUEBLOS QUE ESTÁN MURIENDO DE HAMBRE, PARA SER MEJORES PRIMERO DEJEN DE HACER TERRORISMO CON LOS ASUNTOS DEL PLANETA MUNDO, QUE SI ESTORNUDA TODOS SE VAN AL DIABLO.

    Cualquier interés de seguir esta filosofada este es mi e-mail luitevez@yahoo.es