La multinacional del aborto entra en la campaña USA

En la campaña electoral de Estados Unidos el asunto tenía que salir tarde o temprano. Y lo ha hecho temprano. Y lo ha hecho como corresponde al estilo  que impera ahora en la comunicación política: “prime time” y pagando como en la Super Bawl.

Todo el poder de la Parenthood Action Fund (PAC) en televisión, a lo bestia y con millones por delante como si lo que vendiera fuesen automóviles. No, la PAC no vende coches: suministra abortos. La Parenthood Action está presente en 189 países y recibe fondos de gobiernos, fundaciones y organizaciones internacionales como la Comisión Europea. Y ahora ve peligrar sus finanzas si es elegido el candidato republicano Mitt Romney.

Por ello,  como informa The Washington Postestá haciendo una de las mayores compras de anuncios en su historia”, por valor de  3,2 millones de dólares en spots de televisión en los estados más disputados de Virginia y Ohio, diciendo que el candidato presidencial republicano, Mitt Romney, “es malo para la salud de la mujer”.

Parte importante de esa cantidad, 1,85 millones de dólares en anuncios saldrán al aire en la televisión en el norte de Virginia. Esa zona rica de la banlieue de Washington será probablemente campo de batalla calle por calle, en esta lucha electoral según los equipos de estrategia de campaña tanto demócratas como republicanos.

La multinacional del aborto PAC comenzará a transferir otros 1.35 millones de dólares en anuncios en el estado clave y decisivo de Ohio a finales de este mes, según dijo una portavoz de Planned Parenthood. También ha comenzado invirtiendo 145.000 dólares en publicidad online en Virginia.

Las presidenta Planned Parenthood, Cecile Richards, presente la semana pasada en la convención demócrata, ha declarado en ese evento que los programas de publicidad se han acelerado por los comentarios de líderes republicanos.

Ya en mayo pasado, el Fondo de Acción de Planned Parenthood inició un compra de anuncios por valor de 1,4 millones de dólares en el norte de Virginia, Iowa y Florida, y, de paso, apoyó el presidente Barack Obama para la reelección.

¿Por qué apoyar a Obama? Es de cajón: porque este presidente derogó la ley que los republicanos han mantenido desde la presidencia Ronald Reagan y que condiciona la recepción de fondos de los Estados Unidos por parte de organizaciones no gubernamentales, a que las mismas se abstengan de proporcionar información relacionada con el aborto o facilitar, promover o practicar dichos servicios. Esto le costó en el pasado a la PAC el 20% de sus ingresos. Como para dormirse en los laureles de Obama.

La información del rotativo capitalino añade que la publicidad de PAC dice cosas como que “Mitt Romney podría dar marcha atrás al reloj para las mujeres”; la publicidad también “incluye clips del candidato diciendo que la Corte Suprema debe anular la decisión del derecho al aborto de Roe contra Wade”. Caso en el que testigos decisivos engañaron a dicha Corte para que declarara legal el aborto. Posteriormente a la sentencia reconocieron su falso testimonio, pero todavía “lo escrito, escrito está”.

Amanda Henneberg, portavoz de Romney ha declarado que “Este es otro taimado anuncio de los aliados del presidente en un intento de encubrir a cuatro años de fracasos. Los deshonestos ataques políticos no cambiarán el hecho de que las políticas del presidente Obama no han ayudado a las mujeres para iniciar un negocio, ayudado a llevar la casa o asegurarse de que sus hijos pueden darse el lujo de ir a la universidad y conseguir un trabajo.

Lila Rose, de Live Action

En la trastienda de la lucha por la vida y sin los medios de PAC hay organizaciones que están desvelando algunas de sus prácticas. Por ejemplo Lila Rose fundadora de la organización Live Action, y que les ha investigado, tiene acreditadas en vídeo algunas acciones reprochables:

“Empleados de Planned Parenthood usan datos médicos falsos; aceptan ayudas de una persona abiertamente racista para abortar personas afro-americanas e incluso informan ilegalmente a una supuesta niña de 13 años (la propia Lila Rose disfrazada) sobre como abortar sin consentimiento de sus padres, yendo a otro Estado. El escándalo más grande ha sido el encubrimiento por parte de personal de Planned Parenthood de un caso de abusos sexuales a una niña menor de 14 años por parte de un hombre de 31 años, cuando la ley americana exige informar directamente en estos casos”.

Pero, bien saben desde PAC que 3 millones de dólares en anuncios de televisión persuaden a muchos para que compren cosas inútiles, perjudiciales e incluso tóxicas.

 

 

 

 

 

 

José Ángel Domínguez Calatayud

Etiquetas: , , , , , .

Los comentarios están cerrados.