October Baby: cada vida es hermosa

“When you cried I’d wipe away all of your tears

When you’d scream I’d fight away all of your fears

And I held your hand through all of these yearsBut you still have all of me”

My Inmortal” – Evanescence

 

Muy emocionante. Escribo escuchando “My Inmortal” canción de Evanescence. Si lees estas líneas puedes hacerlo con ese desgarro de amor a la vida sonando en tus oídos.

No sé si merecemos la vida que tenemos o si tenemos la vida que merecemos. Aquella mañana el Dr. Died (ni conozco ni quiero saber su verdadero nombre)  llegó puntual a su trabajo. No hubo atasco en el tráfico rodado, ni despertador que no suena, ni cambio de planes en el último minuto. Son tantas -¿verdad?- las pequeñas cosas que por acción humana, como efecto mariposa, modifican la existencia propia y ajena, que apenas importa un retraso. Y sin embargo importante es aquello que guarda relación determinante con un final, con un objetivo. Nadie puede decir que vivir o morir no sean objetivos importantes, o por lo menos dignos de atención, bajo el supuesto de que nos quede dignidad que atender.

Poster de October Baby

Poster de October Baby

 

El objetivo del Dr Died aquella mañana era acabar, entre otras, con la vida de Gianna que – aún sin nombre en el séptimo mes y medio de existencia en el seno de su madre – iba a dejar de vivir por aplicación de inyección salina, ese agresivo procedimiento que causa la muerte del bebé por quemaduras y envenenamiento. El aborto no pudo tener lugar y su madre la entregó en adopción.

 

19 años después de aquel fausto día, Gianna Jessen habló ante el Congreso de Estados Unidos:

Yo soy la persona que ella abortó. Viví en vez de morir. Mi madre estaba en la clínica y programaron el aborto a las 9 de la mañana. Afortunadamente para mí, el abortista no estaba en la clínica al yo nacer a las 6 de la mañana del 6 de abril de 1977. Me adelanté. Estoy segura de que si él hubiera estado allí, yo no estaría hoy aquí, ya que su trabajo es terminar la vida, no sostenerla. Hay quien dice que soy un ‘aborto fracasado’, el resultado de un trabajo mal hecho“.

Gianna Jessen

Gianna Jessen

 

La vida de Gianna y su apasionante viaje en busca de su madre cobra vida artística “October Baby” bajo el nombre de Hanna, interpretada en la película por Rachel Hendrix. La cinta, que en su estreno en Estados Unidos conmovió a las audiencias hasta elevarla al top 10, se estrenará a principios de abril. Está dirigida por Jon y Andy Erwin, conocidos por los más jóvenes gracias a sus vídeos musicales de intérpretes con disco platino como Emy Grant, Michael W. Smith o Montgomery Gentry.

October Baby

October Baby

 

Las distribuidoras European Dreams Factory y Alquitara aciertan al programar este film defensor de la vida justamente en el entorno de una nueva sensibilidad que amplía fronteras y que tendrá su momento álgido el 6 de octubre, cuando 450 asociaciones con el Foro de la Familia a la cabeza coincidan en una gran manifestación de “Sí a la Vida”. Mientras, también en Europa se movilizan los promotores de “One of us”, para que cesen las financiaciones de dinero de la Unión para iniciativas destructoras de embriones humanos.

“Sobrevivir” es una función importante; de alguna manera presupuesto de la función “vivir” y determinante de cualquier otro logro de la mujer y del hombre.

La propia Gianni lo expresa con la fuerza de una superviviente:

Somos más de los que la gente se podría imaginar. Regularmente se ponen en contacto conmigo personas que también sobrevivieron a un aborto, que me escucharon o me vieron cuando hablo en un programa, y descubren que no están solos” (…) Sólo en las dos semanas posteriores al estreno en USA ya fui contactada por dos ‘sobrevivientes’ más. Sospecho que ‘October Baby’ podría tener un efecto para que aparezcan otros ‘sobrevivientes’, lo cual es emocionante”.

Conmovedor como el propio trailer de October Baby


José Ángel Domínguez Calatayud

Etiquetas: , , , .

Los comentarios están cerrados.