Lino plegado a la belleza en Waddesdon Manor

Hace dos meses se publicaba una noticia (EFE, 31/05/2013) sobre la presentación de una exposición en Viena con figuras creadas por Joan Sallas. Lo sorprendente para el visitante no eran sólo las figuras, sino principalmente cómo habían sido confeccionadas: estaba ante bellos elementos realizados con servilletas de lino.

Hoy Le Monde saca a la luz un reportaje acerca del aprovechamiento artístico de Waddesdon Manor, a una hora y cuarto al norte de Londres, en el condado de Buckinghamshire.

La palaciega mansión es ahora propiedad del National Trust, organismo que se ocupa de la administración del patrimonio británico. El edificio y su suntuoso jardín se deben al barón Ferdinand de Rothschild, un palacio al estilo de un château francés del  XVII.

Luces de Navidad en Waaddesdon. Bruce Munro

Luces de Navidad en Waaddesdon. Bruce Munro

Como detalla el artículo del diario galo, Waddesdon se destina ahora a usos artísticos y, sobre los Gainsborough, Reynolds, Watteau o Greuze, estos días destacan obras de dos artistas. De una parte las obras de Bruce Munro que llenan las estancias de misterio, luz y sombras con formas de luces y fibra óptica, como su sala luminosa Canticus Articus, instalada en la cochera, a base de cables de fibra óptica y otras luminarias que cambian de colores – azul, rosa blanco – según va sonando la música de Einojuhani Rautavaara. Munro se inspiró cuando volvía de su primer viaje a este Manor escuchando la música del compositor finlandés.

La otra parte de la muestra es el trabajo de Joan Sallas y su figuras confeccionadas con servilletas de lino con las que realiza impresionantes centros de mesa, motivos heráldicos – un grifo, un león rapante –  y otras simbólicas figuras.

Joan Sallas rescata un arte antiguo

Joan Sallas rescata un arte antiguo

Como describe el propio Sallas, este es una arte propio del Renacimiento europeo y no de procedencia oriental, singularmente japonesa, como muchos suponían. Se trata de una arte efímero – las figuras sólo sirven para una exposición – que tuvo durante siglos una fuerza inusitada en el centro de Europa y en Italia. Sallas lleva más de quince años investigando y estudiando esta destreza con esfuerzo, ya que los libros sobre la materia no abundan. Y no basta ver una lámina con una figura para poder realizarla, sino que los pliegues y las formas tienen un proceso determinado de acabarse y hay que descubrirlo. 3000 libros en inglés y en alemán sobre la materia forman la biblioteca de este especialista que pliega la belleza de la tela.

Centro de mesa. Dining Room. Waddesdon Manor

Centro de mesa. Dining Room. Waddesdon Manor

Lo mismo que admiramos un atardecer irrepetible o unos fuegos artificiales que nunca volveremos a ver iguales, cabe rendir tributo de admiración a estas piezas de lino amoldado a la capacidad creativa de un barcelonés que triunfa estos días en Inglaterra y que merece el atento artículo de Melina Gazsi en el diario parisino. El que sea un arte efímero no resta mérito a la belleza: acaso la hace más exclusiva, más impaciente y, como la sonrisa primera de la persona amada, más sutil en el extremo de la memoria.

Waddesdon Manor (Buckighamshire)

Waddesdon Manor (Buckighamshire)

 

 

 

 

José Ángel Domínguez Calatayud

Etiquetas: , , , , .

Los comentarios están cerrados.