¿Benchmarking? ¿Que sea como él?

Supongo que quienes en su camino profesional buscan seguir el camino de la excelencia, cuantos desean que ellos mismos o la empresa que promueven sean admirables, se compararán muchas veces con los que le rodean.

éxito o ejemplaridad

éxito o ejemplaridad

Muchas veces, también en la vida personal, realizamos análisis de las mejores prácticas, lo que en management se llama benchmarking. Si bien la circunspección es elemento de la prudencia, elegir el camino de otro casi nunca es la mejor opción para dar una respuesta cumplida a la propia plenitud.

Sin ánimo de echar sal en las heridas provocadas en los últimos cinco años vemos que muchos entes considerados de primera división han caído (televisiones, bancas, gurús, etc.) muy por debajo de lo envidiable hasta el abismo de lo lamentable.

“Quiero ser como él” no siempre expresa un deseo sensato. El camino para alcanzar lo máximo – nuestro alto más alto – y llegar a ser un icono comienza en una pregunta ¿quién soy? (Identidad)  y sobre todo en su proyección futura: ¿Quién seré?

Agradezco a JMC el vídeo que me lo ha recordado.

Idea fuente:  la compasión es el mejor fruto de la comparación: un sincero “padecer con”, empatía.

Música que escucho: “High“. Lighthouse Family (1997)

131106 Compasion

 

 

 

 

José Ángel Domínguez Calatayud

Etiquetas: , , , , , , , , , .

Los comentarios están cerrados.