Ser mujer y líder en Silicon Valley

El nombramiento de Marjorie Scandino como primer miembro femenino de la junta directiva de Twitter ha hecho que vuelvan a barajarse las cartas en el recurrente debate sobre la escasa presencia femenina en los máximos órganos de dirección de la empresas tecnológicas. Silicon Valley es prototipo para muchas cosas…

Marjorie Scandino

Marjorie Scandino

Por lo visto y leído (ver el artículo de Vahuini Vara – “Why one female board member isn’t enough” en The Newyorker) la medida de la prodigiosa marca de mensajes cortos y microblogging ha despertado al dragón de la insuficiente representación del sexo femenino en la dirección de las empresas. Parece que no es para menos: esa única mujer en la junta directiva de Twitter supone el 13% del total de miembros.

El debate se ha extendido con aportaciones de quienes dicen que con ellas se incrementan las rentabilidades ( “las acciones de empresas con al menos una mujer en su consejo superaron a las que no tienen a ninguna mujer” – Credite Suisse Research Institute, informe “Gender diversity and corporate perfomance”), o de quienes afirman de que son las esposas de los ejecutivos quienes fabrican las tejas de cristal por otro tipo de competencia, hasta de quienes se atienen sólo a la pura estadística censal y dicen que ellas debieran tener el 51 % de los puestos.

Plano gráfico de Silicon Valley

Plano gráfico de Silicon Valley

El caso es que esta tecnológica no es  la única ni la que menor espacio destina a la mujer directiva (junto con Twitter están Yelp, Zynga, Groupon, LinkedIn y Pandora. Empresas más maduras parecen tener juntas más equilibradas: Facebook, Amazon y Microsoft tienen dos mujeres miembros del consejo cada una; Google y HewlettPackard tienen tres). La simpleza de reducirlo todo a tics de feminismo radical acusando de esta situación a dominación machista debería disolverse en parte con varias claves relativas a las preferencias ponderadas de las propias mujeres.

1.- Muchas mujeres, y en mayor proporción que los varones, no experimentan ninguna atracción por el sector tecnológico del desarrollo económico (programación, matemática compleja, inteligencia artificial, nanotecnología, ingenierías). Por supuesto que hay mujeres, conozco alguna y brillante, pero ellas mismas saben que no son mayoría.

2.- Muchas mujeres, y en mayor proporción que los varones, no experimentan ninguna atracción por los modos gerenciales de equipos directivos profesionales. Obligarles a la soledad de la última decisión no es siempre la mejor opción.

Woman in Job

Woman in Job

3.- La sociedad se ha vuelto inmisericorde y en los sectores económicos de vanguardia extremosamente competitiva, beligerante e impía. Al perfil femenino en este contexto se le abre un abismo para el que no siempre tiene recursos anímicos. Su presencia en los equipos de dirección será positiva para, con su sentido común, reconducir las decisiones a procedimientos colaborativos (ellas suman mejor que restan), armonizadores (intuyen antes la vía de escape y no se pierden en el laberinto de testosterona) y de piedad (los niños son de los dos y los empleados cooperadores de todos).

4.- La creatividad y la sensibilidad más presentes de ordinario entre las mujeres, junto a su tesón (ahora le llaman intensidad) además de su fluidez (adaptabilidad) en las organizaciones son un bien, también con peso económico, que está poco aprovechado para el inminente renacimiento de una sociedad más cerca de las personas, sus necesidades y sus ansiedades.

Woman at Top

Woman at Top

5.- Y de las musas al teatro. El CEO de Twitter, Dick Costoloha elegido a Marjorie Scardino, no sólo porque es una mujer, sino porque está eminentemente cualificada, bien versada en la industria de los media y bien conectada en la comunidad de negocios, sobre todo en Europa”. Valer, siempre hay que valer.

Parece que aciertan quienes abren puertas y no quienes las cierran.

Idea fuente: es necesaria la presencia de mujeres valiosas donde se decide el valor.

Música que escuchoI Remember LA, Celine Dion (1993)

Woman in Time

Woman in Time

 

 

 

 

 

 

José Ángel Domínguez Calatayud

Etiquetas: , , , , , , , , .

Los comentarios están cerrados.