Batallas en el “Último Continente”

The road is long;
there are mountains in our way,
but we climb a step every day
(Up where we belong. Joe Cocker)

 

El Último Continente, emergido del magma Internet, exhibe una orografía de apariencia plana, sutil y transparente. El último Continente es la Civilización de las Pantallas: cine, televisión, videojuegos, clips, infografías y entretenimiento son un tejido omnipresente de imagen. Imagen y Sonido. Imagen y Sonido excitando emociones. También, en menor medida, alumbrando pensamiento y, en todo caso, condicionando comportamientos.

% Población Mundial con internet (fuente The Newyorker)

% Población Mundial con internet (fuente The Newyorker)

De la Civilización de las Pantallas – zoco, plaza pública o gran playa de todos virtualmente yuxtapuestos y aparentemente igualados en rectángulos – no está completado el mapa. Entre otros motivos no es el menor que Internet, madre fecunda, no ha terminado de dar a luz al benjamín, y por otro, porque le pasa como al Continente Americano, cuyos precisos litorales no perfilaban con toda precisión los geógrafos del XVI, acaso por falta de medios. Hoy los “geógrafos” son parte del mapa.

Y a la conquista de ésta tierra nueva, Terranova del Poder, de la Comunicación y del Dinero, se han lanzado los poderes de este mundo. Hay mucho en juego, tanto en política, como en información, o en crecimiento económico.

Las guerras “físicas” no han terminado. Tristemente de éstas sí podemos hacer una lista de la que no se libra un territorio, bien en su modalidad convencional (Siria, Irak, Ucrania, Somalia…) bien en su modalidad de terrorismo.

Guerras que no cesan: Siria

Guerras que no cesan: Siria

Las guerras “ideológicas” tampoco han cesado. Quizás incluso han recobrado nuevo brío en instancias poderosas que auspician un “nuevo orden mundial”, donde el pensamiento único, políticamente correcto, facilite la gestión de haciendas, honras y vidas.

Pero es la Civilización de las Pantallas el campo para librar combates de largo recorrido y efectos duraderos en las conciencias, los comportamientos, las modas y los estilos de vida. Hoy la supervivencia es conocer.

Más allá de la primera pantalla

Más allá de la primera pantalla

En el primer párrafo he escrito que este Último Continente “exhibe una orografía de apariencia plana, sutil y transparente”. En las pantallas que usamos sin cesar –tablets, ordenadores, televisores, smartsphones – las cosas pasan, y luego vienen otras que hacen olvidar aquellas para, a su vez, quedar sepultadas por las que vienen después. El paisaje no presenta ante los ojos nada con relieve: es prácticamente plano. Además, por ser sutil, este paisaje se deja en su agudeza retazos “de verdad, profundidad o exactitud” de cuya falta el habitante, sea nativo digital o inmigrante, difícilmente se apercibe. Y, finalmente, este Continente de aspecto transparente esta permitiendo que, sin que nos demos cuenta, circulen en tiempo real – instantáneamente – datos de quienes paseamos por sus campos. De modo constante, la información de los usuarios está nutriendo los que se llama el Big Data. Como ha revelado Quantum Marketing en un esclarecedor artículo, “2,5 Quintillones de bytes de datos se producen a diario en el mundo, sobre todo por dispositivos móviles, sensores, transacciones electrónicas y usuarios redes sociales”.

Es materia prima para el arsenal con el que se despliegan las armas de esta guerra por la conquista de la Cultura Visual.

Pantallas, Internet y libertad

Pantallas, Internet y libertad

En esta semana se sigue hablando del ataque cibernético contra Sony que llevó a esta compañía a cancelar el estreno de la película “The Interview”, una comedia de periodistas en la que se ridiculiza a Corea del Norte y asesinado su máximo líder, Kim Jong-un. Los hackers de “Guerreros de la paz” reivindicaron la agresión informática, pero en medios occidentales nadie duda de que detrás están las autoridades de la Corea comunista. El presidente Obama, quien lamentó que Sony retirara el film, dijo que habría represalias proporcionales. Los destrozos económicos y la sangrante herida en el cuerpo de la comunidad del Cine han hecho saltar la alarmas. Pero no hay refugio. La película sigue en stand by y nosotros nos preguntamos ¿qué parte no conocemos de esta guerra de conquista?

Podría ser considerada como sobreactuación la declaración de Newt Gingrich – “With the Sony collapse, America has lost its first cyberwar” – que recoge en una iluminada colaboración Evan Osnos (“After SonyThe Newyorker 18/12/2014). Pero se refuerza la certeza de que cada vez más gente vive más horas en las pantallas; ellas son el mundo habitado y hoy ser espectador informado forma parte de ser espectador inteligente.

Idea fuente: descubrir lo que la pantalla esconde: descubrir el Último Continente

Música que escucho: “Up where be belong, Joe Cocker (1990): In Memoriam

José Ángel Domínguez Calatayud

Etiquetas: , , , , , , , .

Los comentarios están cerrados.