Frases hechas y periodismo: “choque de trenes”

Les voy a ser sincero: no tenía la menor intención de escribir sobre el problema secesionista catalán: hay muchos y buenos editorialistas y expertos en Política constitucional que lo hacen con, en general, gran competencia y, en todo caso, con más conocimiento de causa que yo.

Parlamento de Cataluña, 09/11/2015

Parlamento de Cataluña, 09/11/2015

Sin embargo mientras iba en coche he escuchado a una conocida periodista, que dirige un programa de tarde en una importante cadena nacional, referirse al asunto como “choque de trenes”.

Vaya por delante el principio de respeto a la conductora radiofónica para usar los términos que su libertad y sus luces le indiquen. Mi respeto por ella y por su trabajo. Pero este principio fundamental no evita, al contrario estimula mi propia libertad de pensar y de preguntarme:

  • El proceso de secesión emprendido por las fuerzas separatistas catalanas ¿es una secuencia en la que dos trenes caminan por la misma vía y en sentido contrario?
  • La declaración aprobada en su Parlamento ¿es un episodio que puede ser descrito como la acción por la que dos convoyes se enfrentan a la mutua destrucción o, al menos, a la recíproca producción de víctimas?

No juzgo aquí lo acertado o erróneo de las políticas seguidas por ninguno de los protagonistas, séanlo éstos por acción o por omisión.

Lo que me parece es, sencillamente es que no se cumple la premisa previa inicial, conditio sine qua non, de que por lo menos debe haber dos trenes, para que temamos – o asistamos a – un choque de trenes.

Choque de trenes en Letonia ( 20/12/2008)

Choque de trenes en Letonia ( 20/12/2008)

Desde que se puso en marcha el llamado “proceso independentista”, hay un tren que:

1.- Ha dicho “España nos roba”, enardeciendo un sentimiento de agravio económico tan desacertado como falto de verificación.

2.- Ha utilizado la desobediencia a las leyes españolas (política lingüística y educativa).

3.- Para alentar la separación de España, ha organizado y en parte ejecutado un referéndum sin tener competencias.

4.- Ha dispuesto de presupuesto, personal y recursos para ejecutar una suerte de relaciones exteriores.

5. – Tolera, cuando no alienta, el uso de emblemas, signos y banderas contrarias al Estatuto de Cataluña y a la Constitución Española.

6.- Tiene en el puesto de maquinista y en las propias máquinas personas que fuerzan con sus gestos, discursos, ausencias y presencias una división entre sus propios pasajeros, cuya vida y hacienda ha lanzado en veloz carrera a la independencia.

7.- Ha votado una declaración sin precedentes para iniciar los trámites que culminen en la proclamación de un Estado independiente separado del resto de España y con la forma de República, y

8.- Ha desoído cuantas llamadas se le han hecho desde los centros de seguridad; ha tapado los semáforos y sufragado millonariamente medios de comunicación  para que se desatiendan las alarmas y apelaciones al seny, al buen sentido.

Y ¿el otro tren? El otro tren, querida conductora radiofónica, no es un tren: es la Estación Central.

Trágica colisión de tren en Estación de Montparnasse, París (22/10/1895)

Trágica colisión de tren en Estación de Montparnasse, París (22/10/1895)

Si quiere la comentarista forzar comparaciones ferroviarias hágalo, pero no confunda, ni siquiera por la frivolidad de emplear una frase hecha, los términos de partida y llegada de la desenfrenada locomotora.

Puestos a comparar, parece más aplicable al caso el lenguaje de la tortura o de la cirugía, según la separación sea sin anestesia o con ella. Porque no hay choque; de haber algo sería amputación de un miembro importante a un cuerpo. Sin lírica: se pretende imponer a ese cuerpo que viva chorreando sangre por donde la falta de sentido de la Historia y la ausencia de escrúpulos decidió sajar.

Y eso, parece que la Dirección del Hospital o el Jefe de Estación si lo prefieres, querida conductora radiofónica, no lo va a permitir. 

Idea fuente: Uso de frases hechas: el caso “choque trenes”

Música que escucho: Le train blue, Lean-Louis Murat (1996)

José Ángel Domínguez Calatayud

 

Etiquetas: , .

Los comentarios están cerrados.