Inspira un corto de animación

 

Mary she moves behind
She leaves her fingerprints every where
Everytime the snow drifts, everytime the sand shifts
Even when the night lifts, she’s always there
(Mary – Patty Griffin)

 

La cultura del descarte denunciada entre otros, quizás preferentemente, por el papa Francisco, no es un recurso literario; es una herida social en muchas partes del mundo de la que son víctimas los no nacidos, los menos hábiles y los ancianos.

Es una realidad que pasa oculta las más de las veces, pero que también por la lógica de la información ofrece titulares más o menos conmovedores. También, no pocas veces, con efectos triviales, como pasa con la moda: “el gran público absorbe el último éxito como si tal cosa, por curiosidad, para estar al corriente. Nada más” ha escrito Gilles Lipovetsy (el imperio de lo efímero la moda y su destino en las sociedades modernas, ANAGRAMA. 2013).

A la espera de poder entrar en Madaya (SiriaO

A la espera de poder entrar en Madaya (Siria)

Por ejemplo, los titulares de prensa de este domingo parecen beber de las aguas fecales de la indiferencia o el odio:

Al menos 10.000 niños refugiados han desaparecido nada más llegar a Europa” (El Mundo, 31/01/2016).

El cerrojazo al paso del Artico deja a los inmigrantes atascados en Rusia” (ABC 31/01/2016).

La hambruna amenaza a 40.000 personas en la ciudad sitiada de Madaya en Siria” (El País, 31/01/2016).

La líder del alemán AfD pide a la policía que dispare a los inmigrantes” (Europa Press 31/01/2016).

Probablemente basta con este botón para darnos cuenta de cómo es el abrigo que cubre en nuestra Europa la desnuda inteligencia, la famélica moral y el sentido común. Muchos sostienen el arma del desprecio inmisericorde hacia su semejante.

Pero junto a estas realidades, o mejor, para superarlas y activar lo mejor del verdadero humanismo hay iniciativas altruistas que vía legislación, vía ONG devuelven la esperanza: son muchas, son excelentes pero menos conocidas: good news are not news.

También el arte está en ello. He tropezado con un corto de animación, “The present”, que inspira el sentido de acogida, de aceptación del distinto y del semejante. Tiene más de 50 premios en 180 festivales. Su autor es el alemán Jacob Frey que lo ha subido Internet y ya recibe cientos de miles de visitas. (Más información en Europa Press, 30/01/2016).

 


Idea fuente: el cine de animación: una propuesta concreta para abrazar el mundo.

Música que escucho: Mary, Patty Griffin (1998).

José Ángel Dominguez Calatayud

Etiquetas: , , , , .

Los comentarios están cerrados.