Vacío y Comunicación

Hay una emoción que entronca con el Barroco, pero por una escalera interior del espíritu. Aquel “horror vacui” del final del Renacimiento empujaba a no dejar en la pintura, en la escultura, en los retablos un centímetros sin llenar de expresión.

Esta tarde llegué cuando en mi Club se inauguraba la exposición “Back to Painting”, que llenaba los salones con los cuadros de tres artistas que ya habían presentado sus obras en otra ocasión. Tres mujeres maravillosas y admirables como las obras salidas de sus manos: Layla Halcón; Marita Rufino y Patricia Ruíz.

Me he entretenido en conversar un rato con ésta última.

Patricia es una delgada figura de atenta conversación. La maternidad – una hija – le había tenido alejada de los pinceles durante cinco años. Ha dedicado tiempo a sacar adelante su familia y su habilidad ornamental con su empresa dedicada a Art & Flor.

De hecho, del suelo al techo, saltando la chimenea del salón, serpenteaba la creación de un gran dragón verde absolutamente vegetal.

Dragón. Patricia Ruiz

Hemos hablado de este ser, del Humanismo, de su pintar de noche y de las severas líneas geométricas a las que, paradójicamente, redondeaban su pinceles con colores suaves atractivos. “La naturaleza es geométrica; mírala al microscopio”, hemos coincidido. También la flores tienen sus simetrías y sus corazones partidos.

Avanzando en nuestra charla, abstraídos del bullicio, hemos tratado con algún tiento la dificultad de la pintura.

Yo pensaba en la brecha tan grande, ese abismo, que debe sentir el pintor para que la mano obedezca a la mente. Patricia, con una mirada limpia, desmintiendo mi superficial visión con un suave movimiento de cabeza sólo ha dicho una palabra: “el vacío”.

Tendremos que volver otro día a esa dimensión.  ¿Qué es el vacío en el artistas? ¿Qué cualidad de diferente suplicio es el vacío cuando quieres expresar tanta emoción que se aloja en alguna cueva de tu interior?

Es tarde. Mañana me levanto temprano. Me voy con estas preguntas que me retan y me causan admiración. ¿Es un principio roto? ¿Es un final inalcanzable?

Gracias, Patricia.

Idea fuente: el vacío en el espíritu del artista.

Música que escucho: The End. Earl Grant (1958)

José Ángel Domínguez Calatayud

Etiquetas: , , .

2 respuestas a Vacío y Comunicación

  1. Patricia dijo:

    Esta es la razón por la que pinar tiene algún sentido. Gracias José Ángel, por tus palabras, tu modo de ver, tu estar y tu sensibilidad. Al final ésta es la comunicación verdadera. Gracias otra vez.

  2. Gracias a ti, Patricia. Ha sido un honor conocerte y un don que palabra haya inspirado lo escrito: material de primera. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.