Libro de Aclamaciones: Hotel Alfonso XIII

Desde hace años cuando algo está muy bien allí donde voy pido el Libro de Aclamaciones. Lo del Libro de Reclamaciones ya lo conocemos y algunos exponen en él su queja. El Libro de Aclamaciones funciona mejor. En este Blog he dejado algunos rastros.

Pero qué pocas veces agradecemos las cosas bien hechas, los detalles y la profesionalidad que nos hicieron pasar un rato feliz. Y se puede decir que casi nunca dejamos una felicitación por escrito.

¡Hace un bien extraordinario! En los servicios de hostelería, y en otros, las jornadas no son cortas, algunas con largos periodos de pie, y siempre teniendo que hacerlo con esmero. No vale, no es suficiente, me parece, decir que “ya lo pago”. Insisto, produce unos efectos positivos maravillosos dejar por escrito la alabanza. En algunos casos es de justicia. Y siempre es gesto noble.

Árbol de Navidad, Hotel Alfonso XIII, Sevilla

Hoy he escrito una hoja de aclamación y no por un servicio que me hayan prestado a mí, sino porque me ha parecido una acción estupenda dirigida a los huéspedes del Hotel y a todo el que se asomaba al hall.

Era mediodía. Tenía una comida en el centro y he llegado con unos minutos de adelanto, así que disponía de tiempo para tomarme un oloroso en el cercano Hotel Alfonso XIII.

Y ha sido al pisar la magnífica alfombra de la Real Fábrica de Tapices del lujoso hall cuando he recibido un torrente de gusto y tradición navideña. Frente a los ascensores, en el centro del amplio espacio habían puesto un hermoso árbol de Navidad bellamente nevado de luz de plata y oro.

En la pared de enfrente un Belén. Me he quedado admirándolo. Los Magos habían dejado sus monturas desde cuya giba se elevaba un original toldillo. Ellos, cerca del Misterio, se postraban dejando presentes al Niño que estaba en el regazo de María. José de pie a su lado. Una hermosura.

Se puede decir que como tantos. No falta razón. Pero el verlo allí era un claro ejemplo de sensatez cristiana. Es un hotel por donde pasa mucha gente y de muy diversos modos de afrontar lo transcendente. Incluso de no contemplarlo de manera alguna. Y sin embargo alguien, quizás varias personas han mantenido la tradición de ofrecer la imagen del Hijo de Dios que se hizo Hombre y habitó entre nosotros.

Nacimiento, Hotel Alfonso XIII, Sevilla

Este Niño no es enemigo de nadie: es el Príncipe de la Paz.

Por ello pedí recado de escribir y he dejado un mensaje de felicitación por el Árbol de Navidad y por el Nacimiento. Ahora dejo en este blog, hoy Libro de Aclamaciones,  mi testimonio de reconocimiento a la Dirección del Hotel Alfonso XIII y a cuantos han intervenido en la decoración del Árbol y en la instalación el Belén. Y para que así conste lo escribo en Sevilla a dos de diciembre de dos mil diecinueve.

Idea fuente: el Nacimiento es lugar de Paz y de Amor

Música que escucho: O Holy Night, Kings College Choir (2017)

José Ángel Domínguez Calatayud

Etiquetas: , , , , .

6 respuestas a Libro de Aclamaciones: Hotel Alfonso XIII